MATASELLOS NUMERALES DE LONDRES. SIGLO XIX

Raimundo Almeda Candil, miembro de la Junta Directiva de SOFIMA y estudioso de la Historia Postal de las islas británicas, impartió una conferencia sobre los “Matasellos numerales de Londres en el siglo XIX” como una aproximación a los orígenes de los códigos postales de los distritos centrales de Londres y su situación actual, un tema, desconocido para gran parte de los asistentes.

El conferenciante explicó al comienzo que pretendía realizar un resumen simple de la clasificación de los matasellos numerales de Londres del siglo XIX, sin contemplar la totalidad de los existentes ni los cientos de variaciones siendo su único objetivo guiar al que quisiera iniciarse en el apasionante mundo del coleccionismo de los matasellos de este extenso período.

Centrando el tema Raimundo tras explicar la situación de la capital británica a mediados del XIX, señaló que a partir de 1840, y con la aparición de los sellos de correos, la ciudad de Londres experimentó un tremendo aumento de la correspondencia, con la consecuencia la multiplicación de errores en la distribución. En 1850, se constituyó un comité de expertos para renombrar las calles cuyo nombre estaba repetido, uno de los motivos principales causantes de los errores, pero el intento fue vetado por sus habitantes, con lo que la solución aportada fue parcial.

A continuación pasó a señalar los matasellos de la Cruz de Malta numerada del 1 al 12, utilizados entre marzo de 1843 y 1844 por la London Head Office, cuando fueron sustituidos por los matasellos numerales de Londres. En 1853 aparecieron los tipo duplex, que incorporaban un fechador, generalmente circular

El conferenciante explicó la existencia en esta época en el Correo Británico en Londres de dos organizaciones para el tratamiento de la correspondencia: El London District Post, responsable de la recogida, clasificación y entrega del correo interior de la ciudad de Londres y sus suburbios, un área de un diámetro aproximado de 40 kms que utilizaba un matasellos de óvalo horizontal barrado con un numeral en el círculo y el Inland Office que se ocupaba del correo con el resto del país y con el resto del mundo.

Carta circulada de Londres a Madrid, con el matasello tipo I, primera máquina de Charles Rideout. Llleva el código HS en sus cancelaciones.

A continuación comentó las categorías de correo en el London District Post, con los numerales que correspondían a las de las oficinas de cabecera, las de los barrios limítrofes (Suburban Receiving Houses) y las ubicadas en los pueblos cercanos.

En 1857, con la Reforma del correo de Rowland Hill y siendo éste Secretario del General Post Office, se realiza un cambio importante en la organización de Londres, apareciendo los distritos postales, cada uno de ellos con una oficina cabecera y las dos organizaciones citadas se funden en una sola: el Circulation Department, de las que pasó a señalar los principales matasellos.

Comentó la aparición en 1857 y 1858 de las primeras máquinas experimentales para matasellar el correo de una forma automática debidas a Pearson Hill, -hijo de Rowland Hill- , a las que se sumaron las ideadas por Charles Rideout y Azemar, éstas últimas entre 1869 y 1872, y los nueve principales tipos de matasellos mecánicos utilizados en Londres con las indicaciones numerales correspondientes a los diferentes distritos

Réplica de la máquina canceladora mecánica de Pearson Hill en el Museo Postal Británico.

Una parte interesante fue la explicación de la remodelación de Sir Rowland Hill de los distritos postales de la capital británica realizada entre 1856 y 1858, imitada dos años después por las grandes ciudades de las islas, y en las que se solicitaba a los remitentes que indicasen en la correspondencia las siglas del distrito para agilizar la entrega del correo. Su eficacia hizo que se mantuviera con pocas modificaciones hasta la aparición, en 1917, de los subdistritos.

Comentó las sucesivas modificaciones que se realizaron, y la aparición, en 1959 de los códigos postales, con seis caracteres, ensayados en la ciudad de Norwich con ocho máquinas de clasificación y que dieron lugar al sistema de mecanización actualmente vigente. En 1985 se introdujo en el sistema postal del Londres el OCR o Sistema de Reconocimiento Óptico de Caracteres que lee de forma automática la dirección escrita por el remitente e imprime los códigos fosforescentes en el sobre, eliminando los operadores que hasta ese momento introducían a mano el código postal, ganando con ello una gran velocidad de proceso.

El conferenciante invitó a los interesados tema a leer el amplio artículo sobre el tema que publicó el pasado año en la revista SEIS CUARTOS de Afinet.